Un niño de ocho años de edad, inspirado en ‘Indiana Jones’, hizo un descubrimiento arqueológico importante durante una excursión con su familia.

diosa de la fertilidad hebrea 1Un niño de ocho años de edad hizo un descubrimiento arqueológico importante durante una excursión con su familia en la región de Judea, al oeste de Jerusalem. Él encontró una estatuilla de una diosa de la fertilidad que se remonta a los días del primer templo bíblico.

El descubrimiento fue hecho este fin de semana pasado cuando la familia Halperin fue de excursión en Tel Beit Shemesh, donde existía una ciudad bíblica. Durante la caminata, Itai Halperin recogió un objeto de cerámica redondo de la tierra. Cuando examinó el objeto, se sorprendió al ver que tenía la cabeza de una figurilla.

La familia de inmediato reportó el hallazgo a la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA). Al reunirse con Alejandro Glick, un inspector arqueológico del distrito Hefer y Sharon Emek, Itai se enteró de que había descubierto un artefacto de importancia histórica.

Itai dijo que recientemente vio la película un “Indiana Jones” y decidió ser como él cuando crezca. Encontrar la estatuilla fue un verdadero sueño hecho realidad para él.

diosa de la fertilidad hebreaAlon de-Groot, un experto IAA en la Edad del Hierro, reconoció el artefacto como una cabeza de la diosa de la fertilidad. “Estas figuras de mujeres, que simbolizan la fertilidad, eran comunes en las casas de los residentes de la Judea entre los años 800 y 586 antes de Cristo, cuando los babilonios destruyeron el reino en los días de Sedequías”.

Anna Airich, arqueólogo del IAA en el distrito de Judea, dijo: “No es por casualidad que esta figura fuera descubierta en la cima de Tel Beit Shemesh, al lado de una zona residencial de la época del Primer Templo. Beit Shemesh es mencionada en la Biblia como una ciudad en la zona de la herencia de la tribu de Judá”.

“La ciudad estaba rodeada por un muro, incluidos muchos edificios residenciales y públicos, y era un centro industrial-comercial. Fue destruido por el rey asirio Senaquerib en 701 antes de Cristo, y la destrucción completa se realizó en el año 586 aC por el rey babilonio Nabucodonosor”.

El IAA elogió a Itai por la la entrega del artefacto. Explicaron que es importante llamar a los arqueólogos y no tratar de quitar el artefacto del lugar donde se encontró originalmente. Esto asegura que los arqueólogos puedan extraer toda la información relevante de la mejor manera posible.

El IAA otorgará a Itai un certificado de aprecio, será invitado a participar en una de sus excavaciones y ver los tesoros nacionales.

Puntúa