¿Qué tan relevante es que Sadiq Khan, el nuevo alcalde de Londres, sea musulmán?

london busImaginen a un hijo de migrantes de Pakistán que crece en una gran ciudad europea, en una vivienda social, junto con siete hermanos.Su padre es conductor de autobús, su madre ama de casa y costurera, y él duerme en una litera hasta los 24 años, pero consigue ir a la universidad (una sin renombre) y graduarse como abogado.Además, es musulmán.

Ahora imaginen al alcalde de Londres, dirigiendo desde una oficina cerca del río Támesis una ciudad con 8,6 millones de habitantes, uno de los centros financieros del mundo y hogar de multimillonarios de todo el planeta.

El candidato del Partido Laborista Sadiq Khan es, ambas personas a la vez, tras ganar las elecciones a la alcaldía de la capital británica frente al conservador Zac Goldsmith.

“Nunca soñé que alguien como yo pudiera ser elegido alcalde de Londres”, dijo en su primer discurso como alcalde.”Gracias a todos los londinenses por haber hecho posible lo imposible”, afirmó. “Mi padre hubiera estado tan orgulloso”.

                                 Khan fue parlamentario y ministro antes de convertirse en alcalde.

La pregunta que muchos medios internacionales se hicieron en los últimos días -¿Puede tener Londres su primer alcalde musulmán?- ya tiene respuesta: sí.

Pero, ¿qué tan relevante es esto en una ciudad donde 1 de cada 8 personas es musulmana?

“El alcalde de todos”

La fe de Khan se ha discutido en la prensa de todo el mundo, desde Irán, donde fue destacada por la cadena estatal, hasta China y Rusia.

Y en las últimas semanas de la campaña, la confrontación entre los dos principales candidatos se situó en la arena de la religión y la etnicidad. Y a la luz de los resultados, el “factor musulmán” no ha tenido una influencia negativa en los votantes de una ciudad, Londres, que ha sido tradicionalmente más laborista que el resto del país.

Khan, que conquistó a su mujer en la primera cita llevándola a comer filetes de pescado a un McDonalds, empezó desde muy abajo.Y desde ahí logró ser abogado especializado en derechos humanos, y luego parlamentario, ministro en el gobierno laborista de Gordon Brown, y ahora alcalde de Londres.

“Es interesante para todas las minorías en una ciudad tan cosmopolita como esta”.“Es un hombre hecho a sí mismo”, describe.Su historia refleja, como dice el columnista Hill comentarista sobre Londres del diario The Guardian, quien anunció su apoyo a Khan durante la campaña, “una idea romántica de qué puede hacer Londres por la gente de orígenes humildes”.

Puntúa