Moody’s rebaja la calificación de la deuda a largo plazo de la Generalitat

Carles Puigdemont El presidente de la GeneralitatSu decisión da a Cataluña la peor nota nunca otorgada por Moody’s a una comunidad española y la sitúa por debajo de Nigeria y Bangladesh.

La agencia Moody’s rebajó hoy la deuda a largo plazo de la Generalitat de Cataluña hasta el grado Ba3, en el rango de bono basura, y asignó con una perspectiva negativa la calidad crediticia del gobierno catalán.

Moody’s ya había advertido el 11 de marzo pasado que había colocado en revisión para una posible rebaja la deuda a largo plazo de la Generalitat, cuando estaba en Ba2, y hoy confirmó ese paso al colocar la deuda en un nivel menor.

La agencia considera que la posición fiscal de Cataluña representa mayores desafíos que lo que se había anticipado previamente y probablemente seguirá siendo muy débil en adelante, como lo reflejan los crecientes déficits operativo y financiero”.

Asimismo, «la deuda de Cataluña continúa teniendo una tendencia alcista», dice Moody’s, que además recuerda que a fines de 2015 la comunidad autónoma había acumulado una deuda neta directa e indirecta de 73.500 millones de euros, «mayor que cualquier otra región española».

También dice que, según datos del Banco de España, «Cataluña tiene la mayor suma de deuda a corto plazo entre las regiones españolas», y a fines de 2015 se situó en 4.900 millones de euros. Moody’s agrega que, «mientras Cataluña se beneficia de altos niveles de apoyo gubernamental a través de la financiación barata» que aporta el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), hace notar que «este factor en sí solo es poco probable que sea capaz de reducir su carga de la deuda, de la cual la región es responsable».

Puntúa