El boxeador canario Samuel Carmona, la judoka María Bernabéu y el ciclista Jonathan Castroviejo se quedaron este miércoles sin medalla en el último suspiro y dejó una atmósfera de incredulidad en la delegación española que ha visto en diez días como cada vez que roza un premio, la fortuna no les acompaña.

Carmona, peso mosca ligero, mostró un boxeo de recursos, pero quedó eliminado en los cuartos de final al perder por 2-1 ante el colombiano Yurbenjen Martínez. El duelo duró nueve minutos. Y Carmona se quedó con la miel en los labios. Es diploma olímpico. Su entrenador, Rafa Lozano, vaticinó un gran futuro si continúa en la línea actual de esfuerzo.

Lo mismo le ocurió a María Bernabéu en judo. Se le escapó entre las manos el bronce en la categoría de menos de 70 kilogramos. La vigente subcampeona del mundo, de padre alicantino y madre guineana, se quedó a las puertas del podio olímpico en su primera participación en unos Juegos. La última medalla del judo español se remonta al año 2000, cuando Isabel Fernández conquistó el oro en la ciudad australiana de Sydney

El ciclista Jonathan Castroviejo lamentó haber perdido la medalla de bronce en la prueba de contrarreloj por solo cuatro segundos. “Me he quedado a las puertas del podio y me da rabia, el año pasado ya me quede a 2 segundos de la medalla. Y ahora a 4. Espero conseguirla algún día, dijo un afectado Castroviejo en la línea de meta.

España, en cambió, sí pudo lucirse en basket femenino. Alba Torrens, con 32 puntos y 30 de valoración, lideró un trabajado, pero claro triunfo ante China (68-89), una victoria que prácticamente clasifica a España para cuartos y que lleva a las de Lucas Mondelo a jugarse el domingo la segunda plaza del grupo con Canadá.

Y buenas noticias también en el voley playa. Liliana Fernández y Liliana Baquerizo eclipsaron a las brasileñas en la playa de Copacabana. Todo un desafío. Ganar a las actuales campeonas del mundo Agatha y Bárbara. Son las españolas ya primeras de grupo. Buenas perspectivas.

Entretanto, la lluvia que cayó durante toda la jornada obligó a suspender el día de tenis. Rafael Nadal aguardó paciente, dentro de la zona de jugadores, el cese de la lluvia jugando al parchís con su tío Toni. Al final, se suspendió todo el cuadro. Y habrá que ver si las previsiones climatológicas permiten hoy jueves volver a la normnalidad.

En baloncesto masculino, jornada de reflexión. Sergio Rodríguez, base de la selección española y tras la derrota ante Brasil mandó un mensaje de calma y dijo  que hay que “tener paciencia” y que “por supuesto” cree que aún pueden “ganar una medalla”.

En rugby 7 España consiguió hoy ante Kenia su primera victoria en los Juegos Olímpicos, al ganar a los africanos por 14-12 en los partidos en los que se deciden del noveno al duodécimo puesto.