Millo garantiza a Puigdemont expresarse sin limitaciones en la cumbre de presidentes

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha garantizado al president Carles Puigdemont que podrá expresarse “sin limitaciones” en la cumbre de presidentes autonómicos del 17 de enero, a la que le ha pedido que asista para demostrar que “cree en el diálogo” y “se lo toma en serio”.

En una entrevista con Efe, Millo ha dejado claro que el Gobierno “no permitirá” que se celebre el referéndum anunciado por la Generalitat para septiembre de 2017, ni siquiera una repetición del 9N de 2014, por lo que frente al lema de “referéndum o referéndum” expresado por Puigdemont, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ofrece “diálogo o diálogo”.

“Pido al Govern que se tome en serio nuestra propuesta de diálogo para resolver los problemas de los catalanes, que no frivolice sobre un planteamiento serio del Gobierno y no menosprecie la oferta, que vamos a mantener de manera constante”, ha señalado el dirigente.

En este sentido, “una oportunidad clarísima para demostrar que Puigdemont cree en el diálogo -ha agregado Millo- es asistir a la conferencia de presidentes autonómicos para llevar la voz de todos los catalanes y que sea escuchada por todos”.

El delegado del Gobierno en Cataluña se ha mostrado así “convencido” de que si Puigdemont asiste finalmente a dicha conferencia, se le permitirá “expresarse perfectamente en los términos que considere oportunos en relación a lo que considere que ha de explicar”.

“Lo relevante es que él tenga la garantía de que su presencia le permite expresarse, informar, exponer y pedir lo que considere oportuno, siempre con respeto a las reglas del juego democrático. Estoy absolutamente convencido que así será”, ha recalcado.

Y es que ha considerado “razonable, lógico y legítimo” que Puigdemont “quiera tener la garantía de que ahí podrá expresarse sin ninguna limitación concreta”, ante lo que Millo ha avanzado que “esa garantía existe y el contenido del orden del día le dará esta garantía, sin tratos de exclusividad, que no creo que él esté pidiendo”.

Para el dirigente popular, esta garantía puede hacer que Puigdemont decida cambiar su postura y asistir finalmente, porque “si no lo hiciera, no sería lógico y deberíamos pensar que hay otros motivos para no ir, como que alguien le pida que no vaya porque, si va, tendrá otras consecuencias”, ha sugerido.

En este escenario de apertura al diálogo por parte del Gobierno, Millo ha aludido al documento con 46 reclamaciones que Puigdemont entregó a Rajoy en su última reunión en La Moncloa, una lista que, más allá del punto del referéndum, contiene a su juicio otras 45 peticiones que pueden empezar a abordarse desde ambas partes.

Pero en caso de que la Generalitat cierre la puerta a ese diálogo, ha avisado de que el Gobierno de España “no se detendrá a la hora de tomar decisiones y acciones que mejoren la vida de los catalanes y seguirá actuando y ejecutando decisiones y medidas en Cataluña con ese objetivo”.

Por otro lado, sobre el referéndum que el gobierno catalán quiere convocar en septiembre, Millo ha afirmado que Puigdemont “sabe perfectamente que este tipo de cuestión está fuera del marco legal vigente y sabe perfectamente, porque no puede alegar desconocimiento, que no se puede hacer”, por lo que “está trasladando un mensaje engañoso a la población”.

Además, ha advertido de que el Gobierno “no permitirá” que se lleve a cabo ese referéndum incluso aunque sea simplemente una repetición del proceso participativo del 9N de 2014, porque “está fuera del marco legal y hay sentencias del Tribunal Constitucional que dicen claramente que no se puede hacer”.

Así, ha recordado, la “diferencia” entre aquel 9N y el eventual referéndum de este año es que en aquel anterior caso “se produjo un hecho engañoso cuando el Govern afirmó que se despreocupaba y que era la sociedad civil la que hacía un proceso participativo, cuando se demostró que no era así y el Govern estaba implicado”.

Pero tras la imputación del expresidente Artur Mas y sus conselleras Irene Rigau y Joana Ortega por organizar el 9N, además de las “sentencias que desde entonces dejan claro que la hoja de ruta independentista está fuera de la ley”, Millo ha considerado que ahora “la gravedad se vería incrementada por el conocimiento absoluto de que no se puede hacer” ese referéndum.

“Ahora todo el mundo sabe que este es un camino sin salida, que va hacia una pared. Lo que estoy planteando es que modifiquemos este rumbo de colisión, que no conviene a nadie, que rectifiquemos, pongamos rumbo a buen puerto con diálogo y olvidemos esta hoja de ruta”, ha sentenciado.

Puntúa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies