Militares y bomberos regresan de Ecuador satisfechos por la ayuda prestada

militares y bomberos regresan de Ecuador
militares y bomberos regresan de Ecuador

Diez días de sufrimiento y de mucho trabajo ha vivido el grupo de 57 “héroes” del Equipo de Emergencia y Ayuda Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam) y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que viajaron a la costa oeste de Ecuador, afectada por un terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher el pasado día 16.

En el mediodía de ayer ha aterrizado en la Base Aérea de Torrejón el avión que los ha traído a Madrid tras más de diez horas de vuelo, con escala incluida, y en el que han tenido tiempo de pensar en el trabajo realizado en un país que, desde el primer momento, se volcó con ellos.

Tras tomar tierra, militares, bomberos, médicos y enfermeros han sido ovacionados y recibidos por los familiares que se han acercado a la Base.Cansado pero con rostro sonriente, David Urquiza, bombero de la Comunidad de Madrid, ha recordado, en declaraciones a Efe, el “caos organizativo” que vivió Ecuador los primeros días después de la tragedia.”Casas en estado lamentable; carreteras cortadas; todo el mundo quería ayudar y lo difícil era repartir bien los medios”, ha dicho.David se ha mostrado agradecido con Ecuador y su gente, que les paraba en las calles para ofrecerles agua, comida en tupers e, incluso, mascarillas. “La gente se volcaba con nosotros cuando íbamos a ayudar”, ha dicho.Ha lamentado no haber podido encontrar supervivientes pero se siente orgullo de haber podido colaborar en tareas que han permitido salvar vidas.”La sensación que te queda es que la gente quiere volver a su vida normal. Sienten una réplica pero la gente quiere hacer vida normal, quiere volver a vivir”, ha dicho.

Los profesionales españoles han centrado sus trabajos en la costa oeste de Ecuador, una de las más afectadas por el terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter que hace dos semanas cambió la vida de los ecuatorianos.

Durante diez intensas jornada de trabajo, militares, bomberos y sanitarios han ayudado a la localización y atención de víctimas, retirada selectiva de escombros y marcaje de estructuras en peligro de derrumbe.

Una vez descartada la posibilidad de encontrar supervivientes entre los escombros, los españoles atendieron la petición de las autoridades ecuatorianas para recuperar el instrumental médico del Hospital General de Chone, donde se recuperaron más de 150 equipos “importantísimos y fundamentales en un país como Ecuador”.

El militar Carlos Álvarez, guía canino de León, recibe con una sonrisa a los miembros de su familia que le esperaban en el aeródromo, donde ha contado  que “todo estaba bastante mal” a pesar de lo cual “nos ofrecían muchas cosas”, ha dicho.

El soldado ha subrayado que las mayores dificultades han venido por el clima: las altas temperaturas y la humedad hicieron que su perro sufriera un golpe de calor y tuvieran que suministrarle hielo.

El equipo del ERICAM, formado por bomberos de la Comunidad de Madrid, médicos y enfermeros del SUMMA 112 especialistas en catástrofes y guías caninos con sus respectivos perros, está reconocido por el INSARAG, Secretaría de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU como equipo de emergencia internacional, categoría que en España solo comparte con la UME.

Puntúa