Maduro impone un corralito de divisas para los venezolanos en el exterior

estudiants venezolanos en el exteriorLos estudiantes venezolanos en el exterior solicitaron que se declare una emergencia migratoria, debido a los miles de ellos que se encuentran estudiando en países de todo el mundo y que no tienen dinero para continuar sus estudios debido a la falta de cambio de sus divisas.

El coordinador mundial de estudiantes venezolanos, Carlos Moreno estará presentando formalmente sus argumentos ante la Asamblea Nacional Venezolana y ante la diputada Sonia Medina.

El mismo Moreno expresó que de declararse la emergencia migratoria emanada de la Asamblea Nacional “esto abriría puertas a todos los estudiantes para poder seguir buscando opciones y de esa forma completar sus estudios en el exterior”.

De declararse esta emergencia 25.000 estudiantes tendrían una vía de solución para su extrema y delicada situación  en el extranjero en la cual se encuentran atrapados, debido a las política económicas que ese régimen impone a sus ciudadanos.

Pero no solo los estudiantes sufren esta situación si no también se encontrarían atrapados en ella todos los jubilados y pensionados que viven en el exterior ya que hace varios meses que no cobran su paga según fuentes extraoficiales.

Las autoridades de la embajada en nuestro país en Madrid no han aportado datos exactos de la cantidad de estudiantes como personas jubiladas que se encuentran residiendo en España, pero si lo aportaron fuentes de la organización de Estudiantes Venezolanos en el Exterior, los cuales hablan de cerca de 10.000 personas debido a la diáspora venezolana producto de la grave situación que aqueja a ese pais.

El 5 de Febrero de 2003, en Venezuela se instauró un régimen de control cambiario con la creación de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), órgano creado con el objetivo de controlar el mercado cambiario nacional y con la finalidad de evitar la “fuga de capitales.”
Por un tiempo se mantuvo un mercado permuta que operaba paralelamente a CADIVI y servía como otra manera legal de obtener divisas. Después de algunos años, en el 2010, este mercado permuta se eliminó con la reforma de la Ley contra los Ilícitos Cambiarios, la cual establece al Banco Central de Venezuela (BCV) como única institución en el manejo de divisas en el país.
En  Abril de 2014, mediante decreto presidencial número 903, se suprime CADIVI tras haber cumplido con sus fines y entrega sus competencias al Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX), creado mediante Decreto Nacional número 61.
Estas dos entidades estatales, CADIVI y CENCOEX, han creado providencias y normativas que sirven de filtro para la admisión y aprobación de solicitudes de adquisición de divisas para los distintos sectores de la economía y para diferentes fines, incluyendo actividades académicas en el exterior.
Al respecto, debemos enfatizar que actualmente a través de CENCOEX, específicamente por medio de solicitud de adquisición de divisas para actividades académicas en el exterior,  es la única manera legal de que los venezolanos puedan  obtener divisas para el pago de las actividades académicas por conceptos de matrícula, manutención y seguro médico.
Además, estas divisas otorgadas por el Estado venezolano, no son becas ni incentivos de su parte, sino una venta controlada de divisas donde el Estado fija la tasa de cambio y a la cual los estudiantes tienen derecho a participar como compradores. 
Los alumnos deben  asegurarse de cumplir con los requisitos exigidos por las normativas, leyes y providencias de Venezuela, los países de destino y las instituciones académicas donde iniciarían sus actividades.
Estos requerimientos incluye: primero,  matricularse por méritos propios en los distintos programas académicos que imparten los Centros de Estudios Universitarios en los diferentes países del mundo, conforme a las áreas prioritarias de formación determinadas en el artículo 1 de la Resolución número 3147 del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria.
Segundo, demostrar ante las embajadas de los países de destino, en Caracas, Venezuela, de que cumplimos con las condiciones migratorias, académicas, sanitarias y económicas para cursar estudios en estos países; para lo cual tienen que, entre otras cosas, demostrar que cuentan con los fondos monetarios en Bolívares necesarios para el pago de las actividades académicas a cursar.
Por último, cumplir con los demás requisitos exigidos por CADIVI, ahora CENCOEX, en los lapsos oportunos para la solicitud de autorización de adquisición de divisas destinadas al pago de actividades académicas conforme a lo estipulado en la Providencia número 116 de CADIVI.
Una vez culminados estos trámites, pueden salir de Venezuela para iniciar sus estudios confiando en que el estado venezolano actuaría conforme al ordenamiento jurídico establecido para la regulación del uso de divisas para fines académicos en el exterior. Sin embargo, desde finales de 2014 han tenido que afrontar la falta de diligencia de estos entes del Estado venezolano, en virtud de que CENCOEX, tal y como lo establece en el numeral 11 en relación a su competencia, no ha ejecutado políticas de optimización para entregar sus divisas.
Por último cabe destacar que  un 75% de los estudiantes en los Estados Unidos no les han realizado la transacción para el pago de las universidad y/o manutención personal. La misma situación se repite y con elevados porcentajes, en países como España, Argentina, Perú, Chile, México, Canadá, Francia, Italia, Inglaterra, Australia e Irlanda, entre otros.
Opt In Image
Ayúdanos a seguir creciendo

Entra y suscríbete, con ese euro harás que este periódico digital siga hacia adelante.

  • visitarnos en nuestra web
  • suscribirte
  • compartir en las redes sociales
  • puntuar las noticias

 

esto nos ayuda a seguir creciendo, muchas gracias.

 

<>
Puntúa