Llega el verano y las rebajas, y todo el mundo “a por ellos”

rebajas en ropa interiorComerciantes con ilusión y decenas de clientes esperando a que se abriesen las puertas de los establecimientos para ser los primeros en adquirir productos a buen precio han marcado esta mañana el comienzo de las rebajas de verano, que llegan con descuentos de hasta un 70 por ciento.

Los trabajadores de las tiendas de la madrileña calle Preciados aprovechaban los minutos previos ultimando detalles, cambiando etiquetas y colgando carteles en los escaparates que anunciaban las rebajas, poco antes de la apertura de puertas, que ha tenido lugar, puntualmente, a las diez de la mañana.

Las primeras estimaciones sobre las recién llegadas rebajas de verano y con datos del comercio minorista de los últimos meses, la Confederación Española de Comercio aprecia una mejora de las ventas de en torno al 5 por ciento de media respecto al año anterior.

Y es que para los comerciantes, estas rebajas son un momento clave de la temporada. El director de El Corte Inglés de Preciados, Enrique Hidalgo, cuenta  que enfrentan este momento “con una ilusión tremenda”, ya que tradicionalmente reciben mucha más afluencia de clientes de lo habitual.

Media hora antes de la apertura de las puertas de este centro comercial el ambiente era de tranquilidad, pero, tan sólo cinco minutos antes del gran momento, casi un centenar de personas se han acercado al lugar para ser los primeros en encontrar lo que buscaban a buen precio.

Una vez abierta la tienda ha tenido lugar una auténtica invasión de clientes que se han distribuido por todas las plantas. Uno de ellos ha sido Álvaro, que venía por primera vez tan pronto a las rebajas porque en años anteriores acudió por la tarde a comprar ropa y la gente “se lo había llevado todo”.

Josefina, vecina de Alcobendas (Madrid), expresa a  que está contenta porque ve las tiendas “despejadas como a cualquier hora normal” y no sumidas en un barullo como se ve en la televisión. Cuenta además que comprará sólo si le gusta lo que encuentra, no “porque sean rebajas simplemente”.

El ambiente en los establecimientos a lo largo de la mañana, que además coincide con la celebración del Orgullo Gay, ha estado marcado por la tranquilidad y normalidad, si bien los probadores y las cajas se iban llenando poco a poco de personas cargadas de prendas y complementos.

Los que tampoco han parado ni un momento han sido los trabajadores, muchos de ellos cargaban sobre sus espaldas con una noche sin dormir, en la que los establecimientos aprovechan para cambiar la mercancía a sus nuevos precios y llenar el espacio con grandes carteles que anuncian los descuentos.

“Es un poco ajetreado, pero afronto el día con fuerza y estoy contento”, dice Manuel, que lleva ocho años trabajando en El Corte Inglés de Preciados, aunque, según comenta, el fin de semana será “más fuerte” que hoy en cuanto a afluencia de clientes.

Fuera de los establecimientos, las calles madrileñas del centro también acogen a miles de curiosos mirando escaparates y paseantes cargados de bolsas que no han podido resistirse un año más a esta cita con los descuentos para dar la bienvenida al verano.

Opt In Image
Ayúdanos a seguir creciendo

Entra y suscríbete, con ese euro harás que este periódico digital siga hacia adelante.

  • visitarnos en nuestra web
  • suscribirte
  • compartir en las redes sociales
  • puntuar las noticias

 

esto nos ayuda a seguir creciendo, muchas gracias.

 

<>
Puntúa