La Policía Nacional detiene en Alicante a un hombre de 71 años por abusar sexualmente de cuatro menores

policia nacional abusador de menoresEl arrestado, al que se le imputan abusos sexuales, delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores, había cumplido 19 años de prisión por delitos similares

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a un hombre, español de 71 años de edad, al que se le imputan abusos sexuales a menores, delitos relativos a la prostitución de menores y
producción y difusión de pornografía infantil, por abusar sexualmente de cuatro menores. El arrestado captaba a sus víctimas en parques infantiles y les ofrecía pequeños regalos para ganarse su confianza. El ahora arrestado contaba con antecedentes similares por los que habíacumplido 19 años de prisión.
Las primeras pesquisas tuvieron lugar cuando los agentes detectaron una conducta extraña por parte de este individuo. En varias ocasiones, los policías habían observado en los alrededores de su domicilio a menores de edad que accedían solos compañía a su vivienda.
A una de las víctimas la “engatusó” con un teléfo

Tras las indagaciones oportunas los investigadores lograron identificar a esta persona, comprobando que contaba con antecedentes policiales por delitos de abuso sexual, prostitución de menores y producción y difusión de pornografía infantil. Motivo por el cual los agentes establecieron el oportuno dispositivo policial para poder identificar a una de sus posibles víctimas, una menor de 15 años. La niña reconoció haber mantenido relaciones sexuales con el detenido desde hacía un año. Según
manifestó, el acosador la convenció para mantener relaciones haciéndole pequeños obsequios. La primera vez que accedió a su vivienda fue  después de regalarle un teléfono móvil y bajo la excusa de explicarle cómo debía utilizarlo.
 Identificadas otras tres víctimas
Con esta información, los agentes procedieron a su detención y a la entrada y registro de su domicilio. Con lo encontrado en el inmueble los agentes averiguaron que había otras tres víctimas más, con edades comprendidas entre los nueve y catorce años. Los policías contactaron con ellas y todas confirmaron que estaban sufriendo abusos desde hacía meses. El arrestado utilizaba la misma forma de captación, que consistía en ganarse la confianza de los niños en los parques o zonas de recreo,

ofreciéndoles refrescos o golosinas y finalmente llevarlos a su domicilio, lugar donde se consumaban los abusos sexuales.
Tras el análisis de lo intervenido en el registro domiciliario se comprobó que guardaba fotografías de los menores desnudos. También, les enviaba imágenes suyas de contenido sexual, por lo se le imputa además, un delito de distribución de pornografía infantil.
Puntúa