La Policía Nacional desmantela un cultivo de marihuana modificado genéticamente para aumentar su toxicidad y acelerar su crecimiento

policia nacional  plantas de marihuna midificadasLos agentes se han incautado de 987 plantas de estupefaciente en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira y han detenido al encargado de la plantación.

 Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira un cultivo de marihuana modificado genéticamente para aumentar su toxicidad y acelerar su crecimiento. Durante el operativo los policías se han incautado de 987 plantas de estupefaciente y han detenido al encargado de la plantación.
La investigación continúa abierta para proceder a la detención del resto de integrantes del grupo criminal.
Modificadas genéticamente

La investigación se inició cuando los agentes encargados de la prevención y represión de los delitos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes detectaron la presencia de un tipo de

marihuana distinta a la que se había intervenido en actuaciones policiales anteriores.
Los análisis de laboratorio realizado con la nueva marihuana desveló que la misma había sido modificada genéticamente, lo que permitía a esta variedad vegetal alcanzar un alto grado de tetrahidrocannabinol (THC), sustancia tóxica perjudicial para la salud y que produce los efectos  buscados por los consumidores de esta droga, y un crecimiento y maduración más rápidos para obtener más cultivos en menos tiempo.

Tras las primeras comprobaciones realizadas en torno a las aprehensiones de pequeñas cantidades de esta sustancia y de las personas que traficaban a pequeña escala con la misma, los agentes

sospecharon que esta nueva variedad de planta de marihuana estaba siendo cultivada en algún punto ubicado entre los municipios de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas.
De este modo, se puso en marcha un dispositivo para el que fueron necesarios distintos recursos técnicos con el fin de detectar la presencia de algún cultivo en parcelas al aire libre entre estos dos municipios. Los agentes detectaron finalmente una parcela en la Urbanización del Grullo de Alcalá de Guadaíra donde se podía divisar una plantación de marihuana con gran cantidad de plantas, con una altura considerable y que se encontraban en plena producción para la extracción de las sustancias tóxicas.
Detenido uno de los integrantes del grupo criminal
Una vez localizado el punto de producción de la droga, los agentes pusieron en marcha la segunda fase de la investigación que consistió en identificar y detener a los responsables de ese cultivo ilegal su puesta en circulación. Así, los agentes consiguieron identificar a varias personas que formaban parte de un grupo criminal dedicado a la producción y venta de la droga en los municipios de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas y procedieron a la entrada y registro de la parcela donde se encontraba la plantación.
Una vez en el interior, los agentes procedieron a la detención de uno de los integrantes de este grupo criminal y se incautaron un total 987 plantas, así como todo el equipo para el cultivo como bombas de agua y grupos electrógenos.
Puntúa