La moda de los suplementos de testosterona para recuperar el deseo sexual (y los peligros de abusar de ellos)

los-suplementos-de-testosterona-son-recetados-a-mujeres-que-tienen-un-bajo-deseo-sexualEntre las múltiples respuestas para acabar con el cansancio continuo en hombres y mujeres que han surgido en los últimos años hay una que se ha convertido en una tendencia: las inyecciones de testosterona.

De hecho, el doctor Nick Panay, de la Real Asociación de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido, dijo hace dos semanas que estas hormonas masculinas debían ser suministradas a las mujeres de forma gratuita por el servicio público de salud del país (NHS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a Panay, la testosterona no solo ayuda a reactivar la energía del cuerpo, sino que aumenta el deseo sexual en las mujeres si se aplica en dosis pequeñas.

“Una de cada tres mujeres en el país sufre de bajo deseo sexual que puede ser aliviado con un suplemento de testosterona”, explicó Panay durante una conferencia en la ciudad de Harrogate, en el norte del país.

Mujer con un despertador.
El cansancio constante es uno de los síntomas de la baja producción hormonal.

“Sin embargo, y hacemos la aclaración, esto no es un tipo de Viagra femenino. Solamente que puede ayudar”, agregó el experto sobre esta solución hormonal que puede inyectarse o también aplicarse como un gel.

La moda de los suplementos de testosterona no ha venido sin advertencias.

Expertos señalan que debe usarse solo bajo supervisión de un médico y su uso inadecuado “puede causar infartos, problemas cerebrales, daños en el hígado y en el sistema endocrinólogo”.

Pero la testosterona ya tiene adeptos famosos: el cantante británico Robin Williams reconoció, hace un par de años, que él se aplicaba inyecciones de testosterona para aumentar su deseo sexual y aguantar el ritmo de las giras.

“Un doctor me dijo que tenía los niveles de testosterona de un hombre de 100 años, así que comencé a recibir inyecciones que me ayudaron no solo a mejorar mi estado físico, sino mi actividad sexual”, le dijo a la revista Esquire.

Pero, ¿cómo ayudan exactamente al cuerpo y por qué se han convertido en una nueva tendencia para combatir el cansancio?

La hormona

La testosterona es la hormona masculina encargada de regular el deseo y las funciones sexuales del hombre.

Sin embargo, varias empresas han desarrollado suplementos sintéticos de esta sustancia tomándola de las plantas (que también la producen) para venderlos en forma de pastillas, inyecciones o gel.

De acuerdo a la revista Pulse, el uso de estos suplementos se ha duplicado en los últimos cinco años en algunos países de Europa y en Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres para luchar contra la fatiga y la falta de deseo sexual.

El año pasado, los médicos del NHS hicieron 370.000 recetas sobre estos productos.

“Lo que hace en las mujeres, por ejemplo, es luchar contra el desorden que se conoce como hipoactividad del deseo sexual, que afecta al 15% de las mujeres con menopausia”, explicó Panay.

“He visto mujeres que han pasado de no poder pararse de la cama a correr maratones”, agregó.

La falta de testosterona, además, es causante de lo que se ha denominado “menopausia masculina”.

“Personalmente me ha hecho sentir vivo: camino más, corro más. Pero sobre todo, te ayuda a recuperar la confianza en ti mismo”, le dijo al diario The Telegraph Dan Hegarty, un médico que toma el suplemento desde hace varios años.

“La comencé a utilizar cuando fui al doctor después de que no pudiera ni leer el periódico sin quedarme dormido”, explicó Hegarty.

Riesgos

Sin embargo, como toda tendencia, hay varias precauciones que tomar y los médicos muestran escepticismo a la hora de recomendar su uso en algunos pacientes.

La principal: los hombres solo deben tomar el suplemento si son diagnosticados con una baja producción de la hormona y son controlados por un médico.

“El cansancio constante es un síntoma de múltiples dolencias. Un hombre puede tener bajos niveles de testosterona, pero puede sentirse normal o tener un nivel normal de la hormona, pero no poder despegarse de la cama”, le dijo al The Telegraph el endocrinólogo Mark Vanderpump.

En ese sentido, la Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) lanzó una advertencia hace apenas una semana en la que avisa sobre los riesgos de sufrir un infarto o problemas de fertilidad por el abuso de estos suplementos.

“El abuso de la testosterona, usualmente en dosis superiores a las recetadas por los médicos, puede afectar seriamente la salud de la persona y puede causar infartos, problemas cerebrales, daños en el hígado y en el sistema endocrinólogo”, dijo la FDA en un comunicado.

Entre las mujeres, además de un diagnóstico sobre el desorden, hay que tener claro que las dosis deben ser mucho menores que la que se inyectan los hombres.

“No olvidemos que las mujeres producen ambas hormonas (testosterona y estrógeno) y solo necesitan de la aplicación de un parche para que las ayude a corregir el bajo deseo sexual, por ejemplo”, le dijo a la BBC la doctora Channa Jayasena, del Imperial College London.

Puntúa