La Guardia Civil detiene a 14 integrantes de una red dedicada al robo con violencia en viviendas y a personas de avanzada edad

guardia civil robo con violencia en domiciliosPara intimidar a sus víctimas utilizaban armas de fuego simuladas armas blancas de grandes dimensiones y objetos contundentes. Actuaban en las provincia de Toledo, Cáceres y Ciudad Real.
La Guardia Civil, en el marco de la Operación “BOMBILLAZO”, ha detenido a los 14 integrantes de una red (13 hombres y 1 mujer) por la comisión de 69 robos en viviendas, establecimientos comerciales, así como a viandantes en las provincias de Toledo, Cáceres y Ciudad Real. Se les imputa los delitos contra el patrimonio, robo con violencia e intimidación, de hurto, usurpación ilegal de vivienda, quebrantamiento de condena, atentado contra la autoridad y pertenencia a grupo criminal.
Se han practicado 12 registros en viviendas de las localidades toledanas de Gerindote (5), Torrijos (3), Noves (2), Carmena y Carpio de Tajo, en los que se incautaron armas de fuego simuladas, cuchillos de grandes dimensiones, prendas de vestir y herramientas utilizadas por los delincuentes para cometer
sus ilícitos. Igualmente se han recuperado dos vehículos, joyas, relojería, material audiovisual, equipos informáticos, telefonía.
Cabe destacar que los ahora detenidos no superan los 25 años de edad pero que tienen un amplio historial delictivo que suma 113 detenciones por 453 hechos delictivos.
La operación se inició tras detectar en la localidad toledana de Torrijos y las poblaciones de la comarca, numerosos robos en el interior de viviendas, en algunos casos habitadas, lo que creó una gran alarma social en la zona.

La Guardia Civil llevaron a cabo diferentes indagaciones que les permitieron localizar a un grupo criminal formado por hombres jóvenes perfectamente organizados, residentes en la comarca que contaban puntualmente con el apoyo de sus parejas sentimentales, y que estructuralmente se habían
establecido en dos núcleos o bases operativas claramente identificadas, una en la localidad de Gerindote y otra en Torrijos.
Estudiaban minuciosamente a sus objetivos antes de actuar
Los delitos que cometían estaban previamente estudiados, así como su forma de ejecución. Principalmente, cometían los robos en viviendas habitadas o establecimientos comerciales en horario aproximado de 16 a 22 horas. Estos delincuentes conocían perfectamente a sus víctimas y estaban al tanto de sus circunstancias personales.
guardia civil robo con violencia en domicilios 1A la hora de llevarlos a cabo cada uno desempeñaba un papel, ya que mientras uno llamaba al timbre el resto esperaba oculto por los alrededores preparados para actuar. El que hacía de cabecilla era uno de los miembros más activos del asalto y portaba el arma intimidatoria que solía ser un arma de fuego, arma blanca de grandes dimensiones o algún tipo de objeto contundente con el que intimidaba a su víctima. El resto del grupo registraba la vivienda en busca de joyas de oro y dinero.
En el caso de que el objetivo estuviera fuera de su radio de acción y no contaran con información suficiente, recurrían simplemente a llamar al timbre para comprobar si había alguien en el inmueble.
Cuando la vivienda estaba vacía, uno de los componentes del grupo se encargaba de fracturar la puerta de acceso y facilitar la entrada al miembro más ágil, quedando el resto en el exterior y con el vehículo preparado. En ocasiones entraban de forma simultánea en dos viviendas situadas en la misma calle. Del interior sustraían joyas, dinero, material informático, teléfonos móviles,
herramientas, mobiliario, equipos de imagen y sonido, etc .

Para huir con el botín contaban con 13 vehículos de gran potencia que figuraban legalmente a nombre de terceras personas residentes en el sur de Madrid a los que se les habrían comprado y que no participaban de estas actividades.
Cambiaban habitualmente de domicilio, que previamente habían ocupado de forma ilegal donde ocultaban los objetos robados y se reunían con el fin de evitar la localización e investigación polial.
Robos mediante el método del “tirón”
En otras ocasiones robaban a viandantes, principalmente de avanzada edad, por el método del “tirón” a los que sustraían el dinero y las joyas que portaban.
Los asaltantes eran al menos tres y no dudaban en llegar a tirar al suelo a las personas que abordaban.
Como consecuencia de estos delitos violentos, varias víctimas sufrieron lesiones de importancia o se les agravó su estado de salud debido a su avanzada edad o por problemas médicos que ya padecían.
La Guardia Civil puso a disposición de los Juzgados de Instrucción de Torrijos a los 14 detenidos.
Opt In Image
Ayúdanos a seguir creciendo

Entra y suscríbete, con ese euro harás que este periódico digital siga hacia adelante.

  • visitarnos en nuestra web
  • suscribirte
  • compartir en las redes sociales
  • puntuar las noticias

 

esto nos ayuda a seguir creciendo, muchas gracias.

 

<>
Puntúa