La gran mentira Argentina : “Inventamos 30.000 desaparecidos para obtener subsidios de Holanda”

Luis Labraña, Lic. en lingüística, ex montonero, ex FAP habla sin pelos en la lengua de su rol en las organizaciones subversivas y lo que querían por medio del combate. No fuimos idealistas, fuimos combatientes y queríamos tomar el gobierno por las armas y desde ahí, hacer lo mismo en toda América Latina. Inventamos los 30.000 desaparecidos para que Holanda, Inglaterra y otros países Europeos nos dieran subsidios, parte de estos iban a las madres y abuelas y el resto se lo robaban en la cadena organizativa.

Después de mucho años, donde se sabía que era una gran mentira a voces, hoy a través de muchos reportajes, algunos en la televisión de aquel país, Luis Labraña un ex integrante de la organización terrorista Montonero, que supo azotar con extrema violencia las instituciones democráticas para como ellos mismos dicen, tomar al país por las armas, aceptan que manipularon los números de los desaparecidos para obtener subsidios de los países europeos.

La gran mentira argentina Luis Labraña

Al mismo tiempo y escuchando sus reportajes, queda claro que una vez superado los distintos mecanismos que por aquel entonces supo tener la democracia Argentina, nada podía pararlos excepto la intervención militar, que aunque parezca algo contraria, toma el gobierno del país “In extremis” para salvarlo de un mal peor o superior, y que de otra manera hubiera sido el fin de tan preciado país.

País que siempre fue el espejo de Europa en su cultura su educación y hasta en su arquitectura, abanderado de latinoamérica por el desarrollo en otros tiempos de una economía siempre pujante arrastrada de la enorme riqueza de su suelo, que por su gran diversidad, no se cansa de producir alimento ya no solo para los argentinos sino para gran parte de la humanidad.

Solo queda una gran pregunta que también el tiempo responderá.¿Fueron los militares argentinos tan genocidas como se les dice, o simplemente libraron una batalla hasta ese entonces casi desconocida, con un adversario que no se paraba en mirar a quien tenía adelante?

Muchos fueron los inocentes que violaron, secuestraron y mataron la guerrilla argentina en sus diversas versiones, pero que hoy no se los juzgan con igual vara de medir que a los que llevaron uniformes.

Ante la ley nadie tiene que quedar impune por los excesos ocurridos y los hubo de los dos lados, pero cuidado, fue una guerra con dos bandos y en el medio como gran rehén , los argentinos.

Por eso es que se puede hablar con total impunidad de la gran mentira argentina. No existieron 30.000 desaparecidos así como tampoco existen los jueces o fiscales que los llamen para proceso alguno, por que para ellos, los terroristas, si caducan  los crímenes y nunca serán de lesa humanidad.

 

Jorge Rava Ribes

Director-Editor

Puntúa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies