La extraña relación entre la Fibromialgia y los problemas intestinales

puntos_dolor_fibromialgiaEl ejemplo de hoy nos lo trae Chris Kresser,  el cual ha ido detectando en sus pacientes cierta relación entre la fibromialgia y los desordenes del sistema digestivo, concretamente enfermedades intestinales. Y la verdad es que los estudios publicados respaldan bastante su teoría.

Para ponernos un poco en materia, puede que no lo sepáis, pero actualmente las enfermedades musculoesqueléticas como la fibromialgia ocupan el quinto puesto entre las enfermedades causantes de la disminución de años de vida útiles (años con una disminución sustancial de la calidad de vida), o índice DALY. Y dentro de estas enfermedades, la fibromialgia ocupa el segundo lugar, solo superada por la artritis.

Por otro lado, si enfrentamos a la cantidad de individuos con fibromialgia entre hombres y mujeres, estas últimas ganan por goleada: ¡7 a 1!

Además, por desgracia, la fibromialgia se ha llegado a relacionar con muchos factores debilitantes del día a día, como son:

  • Las personas con fibromialgia son de tres a cuatro veces más propensas a sufrir de depresión.
  • 50% de los enfermos de fibromialgia tienen dificultades para realizar las actividades diarias.
  • 30-40% de las personas con fibromialgia tienen que dejar sus puestos de trabajo o cambiar de empleo.
  • Las personas con fibromialgia son hospitalizadas cada tres años en promedio.
  • El paciente promedio con fibromialgia utiliza tres o cuatro medicamentos todos los días para controlar los síntomas.

Como ya sabéis, en la actualidad el tratamiento solo se basa en controlar los distintos síntomas de la enfermedad, pues su diagnóstico hoy en día es por puro descarte tras estudiar otras enfermedades posibles, la mayoría de ellas autoinmunes. Sin embargo, puede que existan teorías alternativas a tener en cuenta, como cuenta Kresser.

La correlación entre la fibromialgia y los problemas intestinales

problemas_intestinales

Según comenta Kresser, durante muchos años sospechó alguna relación entre la fibromialgia y los problemas intestinales, pues muchos de sus pacientes padecían ambos tipos de enfermedades de forma simultanea: Infecciones intestinales, sobrecrecimiento bacteriano intestinal, enfermedad inflamatoria intestinal… Y claro, en estas ocasiones lo mejor es recurrir a los estudios al respecto.

Y, sí, resulta que varios de ellos relacionan la fibromialgia con las enfermedades del sistema digestivo:

En un estudio publicado en 2004 se detectó que el 73% de los pacientes con fibromialgia también sufren síntomas gastrointestinales (en comparación al 37% de los que sufren osteoartritis). Por otra parte, el llamado Síndrome del Intestino Irritable estaba presente en el 30 – 70% de los pacientes con fibromialgia. Y, por su parte, el 33% de los pacientes con Síndrome del Intestino Irritable (no diagnosticados de fibromialgia) podía cumplir con los criterios de diagnóstico de la enfermedad, en comparación a solo el 4% del grupo control.

Por otra parte, en un estudio publicado en 1998 se encontró que hasta el 50% de los pacientes con fibromialgia sufrían dispepsia funcional, una situación más conocida como “indigestión” sin causa conocida.

Ahora bien, como destaca Kresser, esto son solo correlaciones, curiosas y llamativas, pero la correlación no implica causalidad. Es decir, pueden aparecer a la vez, pero no tienen porque ser causa la una de la otra, o tener un origen común.

¿Simple correlación? Puede que no

Como bien sabéis, una simple relación no da para ninguna evidencia convincente, y obviamente para Kresser eso era poca cosa. Así que siguió indagando para ver si había algo que pudiera causar tanto la fibromialgia como los problemas intestinales… y lo encontró:

  • En un estudio más reciente que los anteriores, de 2008, se encontró una relación entre la flora intestinal y la fibromialgia.
  • Por su parte, en otro estudio de 2003, los científicos del Centro Médico del Hospital Cerdars-Sinai de Los Angeles encontrarón en el 100% de sus pacientes (42 en total) un sobrecrecimiento bacteriano intestinal. Si, es una muestra pequeña, pero aún así un 100% es impresionante.
  • Finalmente, en otro estudio con 40 pacientes con fibromialgia, hasta el 70% (28 de ellos) tenían intestino permeable, aunque 12 de los 28 no sufrían ningún tipo de síntoma sobre esto, por lo que a menudo se suele pasar por alto esta relación con la fibromialgia.

Finalmente, la duda sería: ¿Quién vino primero, el huevo o la gallina? Es decir, ¿los problemas intestinales son la causa o la consecuencia de la fibromialgia? Para responder a esa pregunta también tenemos el primer estudio que hemos comentado, pues no solo encontró relación entre fibromialgia y trastornos intestinales, sino que además se estudió quién era la causa del otro: Un grupo de pacientes con fibromialgia y Síndrome del Intestino Irritable (SII) recibió antibióticos para tratar su enfermedad, y el otro grupo recibió placebo. Resultó que el grupo que recibió los antibióticos no solo mejoró su trastorno intestinal, sino que también notó mejoría en sus síntomas de la fibromialgia. Por tanto,existe la hipótesis de que el Síndrome del Intestino Irritable tendría un papel causar para la fibromialgia en algunos pacientes, aunque aún queda mucho por investigar al respecto.

Puntúa