Interceptados 171 kilos de cocaína ocultos en bananas sintéticas procedentes de Colombia

policia nacional droga bananaLa organización responsable del transporte de la droga utilizaba una empresa de frutas como plataforma para importar el estupefaciente en contenedores desde Sudamérica.  Las bananas de plástico rellenas de cocaína estaban en el interior de 19 cajas apiladas en el único palé marcado con una “x” de color rojo.Se ha detenido al gerente de otra mercantil, también del sector frutícola, que prestaba sus instalaciones para almacenar la mercancía desembarcada en el Puerto de Algeciras.

Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de la Agencia Tributaria han interceptado 171 kilogramos de cocaína ocultos en bananas sintéticas procedentes de Colombia.

Las investigaciones se iniciaron en julio de 2014 cuando se detectó la presencia de una organización criminal dedicada a la introducción vía marítima de contenedores con cocaína, para su ulterior distribución. Fruto de estas indagaciones, se localizó una empresa de frutas que podría estar siendo utilizada como plataforma para transportar la droga.
Un palé marcado con una “X” roja
Gracias a la coordinación entre la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera, se averiguó que la mercantil investigada había importado dos contenedores desde la localidad de Turbo (Colombia). Este transporte llegó al Puerto de Algeciras el pasado 29 de abril y una vez descargado se realizó una revisión de su contenido, hallando en uno de ellos un palé marcado con una “x” de color rojo. Sobre la plataforma de madera se apilaban 19 cajas, portando cada una de ellas 88 bananas
de plástico que simulaban las auténticas. Las falsas bananas ocultaban en su interior 171 kilogramos de cocaína.
Una vez comprobada la existencia de estupefaciente, se esperó a que la empresa importadora del contenedor se hiciese cargo de la mercancía.
De este modo se pudo comprobar que dos camiones frigoríficos recogían los palés de bananas en el Puerto de Algeciras y los transportaban hasta una nave propiedad de una empresa de frutas, distinta a la importadora, radicada en la localidad de Lepe (Huelva). En la instalación los agentes pudieron observar como un hombre -que posteriormente se comprobó que era el gerente de la empresa propietaria de la misma- receptaba la droga.
Cuando la mercancía fue descargada se procedió al registro de la nave y se detuvo al responsable de recibirla. La investigación sigue abierta para determinar la participación de otras personas en el tráfico de cocaína, en especial las relacionadas con la empresa utilizada como plataforma para las importaciones.
Puntúa