Inteligencia reafirma la injerencia rusa en las elecciones ante un Trump escéptico

Altos mandos estadounidenses denuncian una campaña altamente “agresiva”.Trump pone en duda el trabajo de la inteligencia estadounidense.

Altos cargos de la inteligencia de EE.UU. han reafirmado este jueves que no tienen dudas de que Rusia llevó a cabo ciberataques, dentro de una estrategia mucho más amplia, para tratar de interferir en las elecciones de noviembre en el país, ante el escepticismo expresado por el presidente electo, Donald Trump.

Los jefes de varios de los principales servicios de inteligencia de EE.UU. comparecieron en una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado para abordar esos ciberataques atribuidos a Rusia y cuyo objetivo fue, según las investigaciones realizadas, ayudar a Trump a ganar las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

El director de la Inteligencia Nacional (DNI), James Clapper, ha subrayado que tienen claro “con mayor firmeza” que en octubre, cuando divulgaron sus primeras conclusiones, que Rusia quiso interferir en las elecciones no solo con ciberataques, sino con una estrategia “multifacética” que incluyó también propaganda, desinformación y noticias falsas.

El intento más “agresivo” de injerencia

Esa estrategia de espionaje ruso continúa, según Clapper, quien dijo no haber visto ningún otro intento “más agresivo” o directo de interferir en un proceso electoral.

El jefe de la DNI no entró a valorar si la injerencia rusa influyó en el resultado de las elecciones, ganadas por Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, y tampoco dijo si las acciones rusas fueron un “acto de guerra” al ser preguntado al respecto por los senadores, pero sí calificó lo ocurrido de algo de “enorme gravedad”.

Clapper, el subsecretario de Defensa para Inteligencia, Marcel Lettre, y el director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Mike Rogers, entregaron una declaración conjunta al comité en la que afirman que Rusia es un “actor cibernético” que representa una “amenaza importante” para el Gobierno y la infraestructura militar, diplomática y comercial de EE.UU..

McCain: “Ataques sin precedentes a la democracia”

“En los últimos años, hemos observado que el Kremlin ha asumido una postura cibernética más agresiva”, destacan. “Evaluamos que solo funcionarios del más alto rango en Rusia pudieron haber autorizado los recientes robos y revelaciones centrados en la elección (en EE.UU.)”, aseguran en la declaración.

Durante la audiencia, el senador y excandidato presidencial republicano John McCain comentó que todos los estadounidenses deberían estar “alarmados” por esas acciones rusas, que tildó de “ataque sin precedentes a la democracia”.

Tanto McCain como el también senador republicano Lindsey Graham expusieron la necesidad de castigar a Rusia, país al que el Gobierno del presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, impuso la semana pasada sanciones diplomáticas y económicas en represalia por los ciberataques.

Rusia lo niega y Trump duda de los espías de su país

Rusia ha negado su implicación en esos ciberataques y Trump ha puesto en duda las conclusiones de los servicios de inteligencia de EEUU.

Además, este miércoles el presidente electo dio la impresión de posicionarse del lado del fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien ha dicho que Rusia no es la fuente de los documentos robados que ese portal divulgó durante la campaña para las elecciones estadounidenses.

WikiLeaks publicó correos electrónicos de John Podesta, jefe de campaña de la excandidata demócrata Hillary Clinton, así como del Comité Nacional Demócrata (DNC, secretariado del partido).

“Julian Assange dijo que ‘un niño de 14 años podría haber hackeado a Podesta’. ¿Por qué el DNC fue tan poco cuidadoso? ¡También dijo que los rusos no le dieron a él la información!”, tuiteó Trump el miércoles.

Wikileaks y Trump

No obstante, el magnate ha negado este jueves, también en Twitter, estar de acuerdo con la versión de Assange sobre los ciberataques atribuidos a Rusia y culpó a los medios de mentir al respecto.

“A los medios deshonestos les gusta decir que estoy de acuerdo con Julian Assange – Falso. Simplemente expongo lo que él expone”, declaró Trump en un tuit al anotar que corresponde a los ciudadanos decidir sobre “la verdad”.

“Los medios mienten para hacer que parezca que yo estoy en contra de la ‘inteligencia’, cuando de hecho soy un gran fan”, continuó. Durante la audiencia celebrada hoy en el Senado, tanto Clapper como el director de la NSA advirtieron contra dar “credibilidad” a las palabras de Assange.

Por otro lado, Clapper adelantó que la semana próxima se publicará un informe con contenido desclasificado sobre la investigación del espionaje cibernético ruso.

Un capítulo negro en la transición

Obama ha recibido este jueves un informe clasificado de inteligencia sobre esos ciberataques, mientras que Trump se reunirá este viernes con los responsables de la CIA, el FBI y la DNI para conocer igualmente detalles al respecto.

Según publicó este miércoles el diario The Wall Street Journal, Trump, quien asumirá la Presidencia de EE.UU. el 20 de enero, tiene intención de reformar los servicios de inteligencia del país ante la creencia de que algunas agencias están sobredimensionadas o politizadas.

Sin embargo, el equipo de transición presidencial ha desmentido este jueves enfáticamente que Trump tenga intención de llevar a cabo esa reestructuración, de la que hasta ahora los servicios de inteligencia no han sido avisados, de acuerdo con Clapper.

Puntúa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies