“Flota como una mariposa y pica como una abeja”.Mohamed Alí ha muerto

Mohamed Alí
Mohamed Alí “flota como una mariposa, pica como una abeja”

El legendario boxeador estadounidense Mohamed Alí ha muerto esta madrugada a los 74 años, en Phoenix, Arizona.

Había sido hospitalizado el jueves por una infección respiratoria que se sumó al Parkinson que padecía desde hacía más de treinta años.

El triple campeón mundial de los pesos pesados, nacido Cassius Marcellus Clay Jr, considerado por muchos especialistas como “el mejor deportista del siglo XX”, fue también un verdadero icono de la sociedad estadounidense: por su fuerte carisma, su negativa a participar en la guerra de vietnam, su alejamiento de los estereotipos afroamericanos y su conversión al Islam.

Pero también fue un símbolo mundial de unidad por sus mensajes de libertad, paz e igualdad.
Se casó cuatro veces, la última con Lonnie Williams. Tuvo nueve hijos.

Su funeral tendrá lugar en su ciudad natal de Louisville, en Kentucky, en fecha aún por determinar.

Fue el más grande. Muhamad Ali pasará a la historia como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, si no el mejor. Tres títulos del Campeonato lineal de los pesos pesados yun oro olímpico avalan su carrera.

Nació y comenzó a boxear en Louisiana, cuando todavía se llamaba Casius Marcellus Clay. Y tocó por primera vez la gloria en 1964, cuando con sólo 22 años le arrebató el título mundial a Sony Liston. El aspirante sólo necesitó seis asaltos y no los quince que había vaticinado durante unas provocadoras declaraciones ante la prensa. El mito comenzaba a tomar forma.

Su innovadora manera de moverse sobre el ring revolucionaría el mundo del boxeo. Con un trepidante juego de pies y una pegada demoledora, Alí flotaba como una mariposa y picaba como una abeja. Para sus adversarios, alcanzarle era prácticamente imposible. Su reinado hasta1967 fue incontestable.

Tres años antes se convirtió al Islam, adoptando el nombre de Muhamad Ali. Y poco después se negó a incorporarse en el ejército para combatir en la guerra de Vietnam. El campeón argumentó motivos religiosos y de conciencia. A partir de ese momento se convirtió también en un icono político.

La Federación le desposeyó del título yAli no volvió a subirse a un ring hasta tres años más tarde. A su regreso perdió su primer combate como profesional contra el joven Joe Frazier, que logró tumbarlo en el décimo quinto asalto con un espectacular crochet de izquierda.

Pero Ali había vuelto. Y cuatro años después recuperaríael título mundial durante un combate épico contra Georges Foreman en Kinshasha. Nadie más, ni el mismísmo Frazier, conseguiría derrotarle hasta 1976.

Se retiró en 1980, convertido en una leyenda vivacuya trayectoria había inspirado libros y películas, como Rocky. Tres años más tarde, le fue diagnosticado Parkinson. Todavía hoy, está considerado como uno de los deportistas más influyentes de todos los tiempos.

“Tenía un particular sentido del humor”, explicaba Oscar de la Hoya. “Y un carisma apabullante”.

“Me dio mucha pena cuando se retiró”, añadía Lennox Lewis. “Nadie ha boxeado así. Merece todo mi respeto”.

“Ha influído en toda una generación”, concluía SydneyPoitier. “Por su fortaleza y suvalor”.

Ali podrá tener detractores, pero nadie puede negar que reinó en la época dorada del boxeo y ante los que probablemente hayan sido los mejores púgiles de la historia.Con él acabó una época y comenzó otra.

Puntúa