Fabra: “Rita Barberá debe saber qué hacer para que el partido no se sienta incómodo”

fabraFabra ha revelado, que “muchas personas que en su día no entendían” que pidiera a sospechosos de corrupción que abandonaran su cargo“personas que criticaron esa línea roja, ahora están o bien detenidos, o bien en prisión, o bien involucrados”

Alberto Fabra ha defendido en ‘Hoy por Hoy’ que la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “debe saber qué hacer para que el partido no se sienta incómodo” ante la imputación de gran parte de su antiguo equipo en el Ayuntamiento de Valencia. “Ella es conocedora de cuál es su situación. Tiene suficiente experiencia para saber lo que tiene que hacer”. El también senador no ha pedido explícitamente a Barberá que abandone su acta de senadora, pero sí ha señalado que su situación actual es complicada para el PP. “Aunque no está investigada sí lo está todo su entorno, lo que genera una situación difícil de digerir para un partido” cuando además, ha reconocido, “llueve sobre mojado” en lo que se refiere a las sospechas de corrupción que afectan al PP “sobre todo en la Comunidad Valenciana”. “Tiene que dar las explicaciones oportunas, y que sean contundentes y convincentes. Si no, ante algo que ha afectado a su entorno más próximo, las personas difícilmente pueden creer que no supiera nada”.

El expresidente valenciano ha justificado, en cualquier caso, la actuación del PP, que ha incluido a Barberá como suplente en la Diputación Permanente del Senado – lo que le asegura la condición de aforada aunque se convoquen elecciones -, porque según ha explicado, al ser senadora territorial, conservaría en cualquier caso el aforamiento. Además, ha defendido que el partido no haya tomado medidas que afecten directamente a la exalcaldesa, y ha pedido que se respete la presunción de inocencia. “Si en la investigación apareciera su nombre directamente, entonces el partido tendría que actuar”.

Fabra ha revelado, además, que “muchas personas que en su día no entendían” que el entonces presidente valenciano pidiera a sospechosos de corrupción que abandonaran su cargo, “personas que criticaron esa línea roja, ahora están o bien detenidos, o bien en prisión, o bien involucrados”. El senador del PP ha asegurado que en su partido no le pusieron obstáculos para tomar medidas contra los presuntos corruptos, pero tampoco lo animaron a hacerlo, “nadie me dijo adelante, pero nadie me dijo para”.

Puntúa