El Estado Islámico quería instaurar un califato a 153 km de Melilla

  • EI nuevo califato ceca de MelillaEl territorio que pretendían conquistar abarcaría las ciudades de Oujda, Rekkam, Boudenib y Figuig y la capital si situaría en la primera urbe, a tan solo 153 kilómetros de Melilla.En el momento de la detención, los yihadistas planeaban atentar contra varios lugares de interés turístico y edificios diplomáticos extranjeros, entre otros objetivos.

    El Estado Islámico está más cerca que nunca. Los yihadistas detenidos el pasado viernes en Tánger planeaban instaurar el califato en la región oriental de Marruecos y, por primera vez, no se trataba de solo una idea. Los terroristas tenían ya la estructura del futuro Estado perfectamente definida y un plan trazado al milímetro, según ha podido saber lainformacion.com

    El territorio que pretendían conquistar abarcaría las ciudades de Oujda, Rekkam, Boudenib y Figuig y la capital si situaría en la primera urbe, a tan solo 153 kilómetros de Melilla.

    El grupo estaba dirigido por un ciudadano de Chad, miembro del Estado Islámico, que llegó a Marruecos en avión el 4 de mayo, con el objetivo de entrenar y liderar una célula terrorista formada por argelinos y marroquíes, para llevar a cabo varios atentados simultáneos en Marruecos, así como reclutar a nuevos combatientes para trasladarlos hasta campos de entrenamiento de Daesh en Libia.

     En el momento de la detención, los yihadistas planeaban atentar contra varios lugares de interés turístico y edificios diplomáticos extranjeros, entre otros objetivos. Según han explicado fuentes marroquíes a lainformacion.com los yihadistas pretendían atacar las principales embajadas en Rabat de aquellos países incluídos en la coalición internacional, aunque estaban especialmente interesados en la estadoundiense y en la española. Además, tenían los planos de las medinas de las principales ciudades del Reino, entre ellas Rabat, Casablanca, Tetuán, Marrakech, Meknes, Agadir y Tánger.

    Los terroristas llevaban consigo material explosivo y distintas armas, por lo que las víctimas que podrían haber causado superaría, con toda probabilidad, a las de los atentados de París y Bruselas, según ha explicado la Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ, el FBI marroquí).

    Los islamistas radicales estarían planeando, de igual manera, un segundo ataque, continúan estas fuentes, durante el Festival Internacional de Música Mawazine, que se celebrará en Rabat la semana próxima y a la que acudirán artistas como Pitbull o Christina Aguilera, además de cientos de asistentes.

    Una vez sembrado el caos, los yihadistas pretendían aprovechar la situación de pánico para tomar rápidamente la zona, donde tienen numerosos apoyos, e imponer la sharia, así como jurar fidelidad al Estado Islámico.

    Según fuentes de la lucha antiterrorista marroquí, los islamistas radicales estarían cambiando su estrategia en Marruecos. No solo están intensificando el número de células en el Reino alauita, sino que está enviando a miembros originarios de África subsahariana, más entrenados en técnicas de combate, para formar a los nacionales marroquíes.

Puntúa