El BBVA eleva el PIB al 3,3 por ciento en 2016, pero advierte de incertidumbre fiscal

el-economista-jefe-del-bbva-jorge-siciliaEl servicio de estudios del BBVA ha elevado sus proyecciones de crecimiento de la economía y prevé que el PIB crezca el 3,3 % este año y el 2,5 % en 2017, aunque advierte de que son necesarias reformas ambiciosas para conseguir los objetivos de déficit público y para despejar incertidumbres fiscales.

El informe “Situación España” presentado hoy señala que la última modificación de la forma de pago del Impuesto de Sociedades ayudará a reducir el desequilibrio de las cuentas públicas, pero tendrá efectos negativos porque aumentará la incertidumbre sobre política tributaria y disminuirá el nivel de inversión a largo plazo.

En este sentido, el responsable de Análisis Macroeconómico del BBVA Research, Rafael Doménech, ha incidido en que “hay margen para hacer un cambio en el sistema tributario y en la estructura fiscal sin necesidad de aumentar la presión fiscal”.

Ha defendido que se aborde la reforma de un impuesto con una visión integral para que el sistema impositivo sea eficiente y permita la estimulación del empleo.

Doménech ha advertido de que los cambios acometidos en el Impuesto de Sociedades no forman parte de una reforma integral y pueden generar incertidumbre a largo plazo y afectar al empleo y la inversión, ya que dependerá del ahorro o liquidez que tengan las empresas para realizar el adelanto.

“Introduce una innecesaria incertidumbre sobre cómo funciona el sistema fiscal”, ha incidido.

El estudio del BBVA correspondiente al tercer trimestre del año incide en que será necesario un ajuste para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1 % del PIB para 2017.

Estima un déficit público del 4,6 % del PIB para este año y del 3,6 % del PIB para el que viene.

La política fiscal del próximo bienio estará supeditada a la capacidad del nuevo Gobierno para cumplir los compromisos adquiridos con la Comisión Europea, y el BBVA Research recuerda el ajuste del entorno de 5.000 millones de euros que deberá acometer en 2017.

“La incertidumbre sobre política económica podría seguir restando alrededor de 0,5 puntos porcentuales al crecimiento durante el presente bienio”, señala el estudio.

En cuanto al mercado laboral, afirma que si el cuarto trimestre evoluciona en línea con lo esperado, el empleo crecerá el 2,8 % en el conjunto del año y la tasa de paro se situará en el 19,7 %, frente a una creación de empleo del 2,7 % para 2017 y una tasa de paro del 18,1 %.

Sin embargo, el estudio advierte de que es deseable un acuerdo con los agentes sociales para avanzar en las reformas y sobre todo para dar certidumbre sobre la reciente sentencia del Tribunal Europeo de la UE en torno a las indemnizaciones de los contratos interinos.

Doménech ha apuntado que las indemnizaciones no se refieren a las contrataciones temporales y ha abogado por seguir dando una mayor flexibilidad salarial porque la obtenida con la última reforma no es suficiente.

“Todavía queda un largo camino por recorrer y son necesarias medidas que reduzcan el paro estructural y la temporalidad y que aumenten la productividad”, señala sobre el mercado laboral, al tiempo que vincula el aumento de los sueldos al crecimiento de la productividad empresarial.

El informe “Situación España” concluye que la economía tendrá un crecimiento estable, pero con expectativas de desaceleración a corto plazo por las incertidumbres externas e internas y por el menor viento de cola que empiezan a ejercer factores como el precio del petróleo o las políticas fiscal y monetaria.

Señala que el efecto de “brexit” del Reino Unido será mayor en el futuro, cuando la depreciación de la libra afecte al turismo española.

Puntúa