Cómo sacar provecho económico de la incertidumbre política

incertidumbre económica
incertidumbre económica

Más allá de lo entretenida que pueda estar la carrera presidencial en Estados Unidos en estos momentos, quien termine resultando ganador tendrá un efecto notable en las distintas esferas del mundo, no sólo en los temas de política exterior.

Los inversionistas, en particular, están a la expectativa del resultado. El nuevo presidente podría ser determinante en el desempeño de sectores clave, como defensa y salud.

Mientras tanto, en Europa el tema que estremece los mercados es la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, situación que ya está teniendo un efecto en el valor de la libra esterlina.

  • 7 preguntas para entender la Unión Europea y por qué en Reino Unido habrá un referéndum sobre su permanencia

Desde las políticas de crecimiento en China hasta los debates sobre deuda en Estados Unidos, lo que ocurre en los parlamentos y oficinas políticas de las naciones industrializadas con frecuencia afecta directamente los portafolios de inversión.

A veces se cree que el precio de una acción sube o baja únicamente por el volumen de ganancias que obtiene la compañía.

Y aunque eso juega un papel importante en el desempeño de los mercados, se suele subestimar el impacto que las decisiones políticas tienen sobre los precios.

Para los inversionistas astutos la política puede representar una oportunidad de hacer un buen negocio.

Si su cálculo es acertado, puedes terminar con una generosa ganancia. Pero si tomas el camino equivocado, puede irte muy mal.

Incertidumbre y el juego del largo plazo

En muchos casos, los movimientos de los mercados relacionados con temas políticos pueden ser extremadamente rápidos.

Cada vez que habla, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, su banco central, los mercados alrededor del mundo reaccionan. La decisión de invertir hay que tomarla a la velocidad de Usain Bolt si quieres sacar provecho de ese tipo de anuncios.

Por ejemplo, no importa quién se convierta en el presidente de Estados Unidos, aquellos interesados en invertir en territorio estadounidense deberían tener en cuenta que la historia predice un año post electoral débil.

Desde 1929, el índice Standard&Poor 500 sube un promedio de 1,58% anual durante el primer período de un presidente en la Casa Blanca, según un estudio de Peter Lee, analista de la firma UBS.

Por contraste, de acuerdo con S&P Capital IQ, el año en que los mercados tienden a subir más es durante el último del primer período presidencial (de cuatro años).

¿Por qué se produce esta variación? Por la incertidumbre.

No hay manera de estar 100% seguro sobre cómo actuará el o la presidente en su primer período, pero es poco probable que tome alguna acción drástica si se tiene en cuenta que tratará de buscar una reelección.

“La incertidumbre hace que los inversionistas quieran tener la rentabilidad más alta frente a cualquier percepción de incremento en el riesgo”, explica Mark Haefele, jefe de inversiones globales en la firma UBS, localizada Zurich.

Angela Merkel y David Cameron
La posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, que se decidirá en referéndum el 23 de junio, ya está afectando la cotización de la libra esterlina.

“Cualquier cosa que genera incertidumbre en la fortuna de una compañía, suele generar un impacto negativo en el mercado, al menos hasta que se conocen nuevos hechos que esclarecen el contexto”.

Apostando a la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Aquellos inversionistas con suficiente información para anticiparse a cómo será el resultado de un determinado tema político pueden hacer mucho dinero si invierten en los sectores que consideran serán los más beneficiados.

Tomemos por ejemplo el caso de Brexit, como le dicen los ingleses a la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, que se decidirá en referéndum el 23 de junio y que está causando consternación en los mercados.

El índice FSTE 100 (indicador de referencia de la Bolsa de Valores de Londres) ha bajado 2,4% año tras año.

Y aunque hay muchas razones para explicar por qué se encuentra en rojo, la incertidumbre sobre la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea está pesando sobre las acciones.

Así lo cree Julian Jarmoszko, analista de acciones para la unidad de Inteligencia de Mercados Globales en S&P.

En su opinión, si se produce el Brexit, es probable que la libra esterlina se desplome, lo cual le dará un impulso a las empresas exportadoras.

En consecuencia, se verán beneficiadas las compañías industriales, las firmas con operaciones en tecnología y los proveedores de bienes y servicios.

Donald TrumpAlgunos analistas anticipan que un triunfo de Donald Trump se traduciría en estímulos fiscales para el sector militar.

Por el contrario, si la libra cae, los comerciantes locales y cadenas de supermercados pueden sufrir, debido a que buena parte de la mercancía que ofrecen es importada, y con una moneda devaluada los productos que vienen del exterior serán más costosos.

Una consecuencia de eso es que el incremento del precio, que se produzca por la devaluación, se trasladará a los consumidores finales.

Es también probable que el crecimiento de la población se desacelere, dada las nuevas restricciones que habría para que los extranjeros se muden a Reino Unido.

Para quienes creen que Brexit nunca ocurrirá, podría valer la pena comprar una participación en un fondo negociable en el mercado bursátil que siga el FTSE 100, debido a que es probable que las acciones suban de precio si el referéndum se inclina por la permanencia dentro del bloque europeo, dice Jarmoszko.

Invirtiendo en elecciones

Los que vienen haciéndole seguimiento a las elecciones en Estados Unidos también tienen decisiones qué tomar: republicanos o demócratas, o más específicamente: Donadl Trump, Ted Cruz, Hillary Clinton o Bernie Sanders.

En una conferencia telefónica realizada en marzo pasado, Jeffrey Gundlach, fundador de la firma Doubleline Capital, comentó que una victoria de Trump sería un impulso para la industria armamentista y un golpe para las empresas dedicadas al comercio exterior.

“Donald Trump (…) está hablando mucho sobre aranceles y proteccionismo. Lo que claramente no será de mucha ayuda para el comercio mundial”, indicó.

“Pero también ha dicho que va a desarrollar enormemente el aparato militar estadounidense. Así que yo espero que si gana Donald Trump se entregarán muchos incentivos fiscales para el sector militar”.

En el caso que el ganador sea Ted Cruz, es el sector energético el que resulte con viento a favor.

Hillary Clinton
Un sector que podría beneficiarse de una eventual victorial de Clinton es el de la energía solar.

Este candidato ha dicho que si resulta electo “aprobará oleoductos a lo largo del país”, y en especial ha criticado a Barack Obama por no apoyar Keystone XL, el sistema de envío de petróleo entre Canadá y Estados Unidos.

Por otra parte, Trump o Cruz van a representar una mala noticia para el sector salud, en este momento acostumbrado a la política Obamacare y al incremento de la cobertura para los beneficiarios, explica Haefele.

Si cualquiera de los republicanos que gane modifica el sistema actual, las acciones de las empresas pertenecientes al sector salud pudieran venirse abajo.

Para el escenario en el que la triunfadora sea Clinton, Haefele advierte que no se produciría un impacto muy grande en el mercado.

Para él, los inversionistas están esperando que ella gane, razón por la cual los mercados no han mostrado la volatilidad que se pudiera esperar, vistos los polémicos debates y las declaraciones altisonantes que los candidatos han generado durante la campaña.

Hay mucha gente apostando a Clinton. Creen que ella es ampliamente conocida y parte del statu quo“.

Un sector que se puede beneficiar de una victoria de Clinton es el de energía solar. Ella ya ha anunciado que quiere instalar 500 millones de paneles solares a los largo del país para el 2020, lo cual constituye una muy buena noticia para las compañías que los fabrican.

¿Y qué pasaría si Sanders gana?

Un triunfo de Sanders implica malos augurios para el sector financiero, por cuanto él ha dicho que le gustaría desintegrar a la banca.

Sin embargo, algunos expertos piensan que las instituciones financieras pequeñas pudieran beneficiarse si las grandes corporaciones pierden poder.

Apuestas políticas

Hay otra manera de participar en el juego político para buscar una ganancia:apostar directamente sobre el resultado.

Bernie SandersImage copyrightGetty
Image captionLas declaraciones de Bernie Sanders no han caído bien entre el sector bancario.

En sitios de apuestas como Paddy Power y Landbrokes, en Reino Unido, los ciudadanos británicos pueden poner dinero al resultado de las elecciones en Estados Unidos, el referéndum del Brexit o cualquier otro evento político.

Funciona igual a realizar una apuesta en un evento deportivo, comenta Rory Scott, un vocero de Paddy Power.

Escoges el bando que crees resultará ganador, y listo.

Por ejemplo, con el referéndum las apuestas dan una probabilidad de 4 a 11 a que Reino Unido permanezca en la Unión Europea, es decir, que si apuestas US$100 a este resultado obtendrás US$136,36.

Mientras que si el resultado es la salida del bloque europeo, las probabilidades son 15 a 8, por lo que si apuestas US$100 podrías ganar US$287,50.

Con el referéndum las apuestas dan una probabilidad de 4 a 11 a que Reino Unido se quedará en la UE, es decir, que si apuestas US$100 a este resultado obtendrás US$136,36″

En el caso de las elecciones estadounidenses, Clinton es por ahora la favorita para ganar, marcando probabilidades de 2 a 5. Si apuestas US$100 a que ella ganará podrás cobrar US$140 al concretarse su victoria.

Por su parte, Trump tiene unas probabilidades de 13 a 2, de modo que el mismo ejercicio con US$100 le daría un retorno de US$750 a quien apueste por él.

Pero si realmente quieres hacer una apuesta, puedes poner dinero en Mitt Romney para presidente.

Romney no es candidato, pero teóricamente pudiera meterse en la carrera en una convención abierta de los Republicanos.

Si eso ocurre, las probabilidades están en 200 a 1, es decir, que si colocas US$100 sobre la mesa puedes recoger una ganancia de US$20.100.

Scott dice que la gente solo apuesta en estos eventos por diversión, no van a apostar los ahorros de su vida en una victoria de Clinton o Trump.

Mientras que escoger una acción implica un riesgo, el valor de las mismas no caerá a cero si tu candidato gana o pierde la elección.

En cambio, si tu apuesta en Paddy Power no resulta favorable para ti, terminarás con las manos vacías.

Para aquellos que desean sacar provecho de un mercado cuando es movido por un tema político, Jarmoszko recomienda que la gente se mantenga invirtiendo en las compañías de mayor calidad; que piensen en cuáles son las consecuencias que afectarán a los mercados a largo plazo, y que esperen lo mejor.

Puntúa