Cae una red de narcos responsable del envío de más de cinco toneladas de hachís desde España a Holanda oculto en transportes de mercancías legales

policia nacional droga en pales de transporte1.800 kilos fueron interceptados en el remolque de un furgón  en la frontera con Francia y otros 1.931 ocultos en unos generadores y 72 fardos en una nave en Málaga. En la operación, llevada a cabo en varias fases,también se han intervenido seis vehículos, dos carretillas elevadoras y más de 30.000 euros en efectivo.

 Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización internacional que se dedicaba al tráfico de grandes cantidades de hachís y marihuana.

En la operación, que se ha llevado a cabo en varias fases, los investigadores se han incautado en
total de más de cinco toneladas de hachís, 297 kilos de marihuana.
La investigación comenzó en Málaga en noviembre de 2015 cuando los agentes fueron informados de que un camión, que transportaba mercancía legal desde España a Holanda, podría llevar una cantidad

indeterminada de marihuana desde Málaga hasta los Países Bajos. Una vez establecido el dispositivo, los investigadores localizaron un camión en el que hallaron una carga de tres generadores eléctricos y una máquina de aire acondicionado industrial, entre otros efectos. En el interior de estos aparatos, y bajo las carcasas, encontraron unos compartimentos llenos con 1.931 kilos de hachís y 297 de marihuana. Además de la sustancia estupefaciente se intervino una furgoneta y una carretilla  mecánica.

Posteriormente se pudo identificar a varios miembros de la organización en Alicante, provincia desde la que se gestionaban los envíos de estupefaciente. Para ello, utilizaban una empresa como remitente y

destinataria de los envíos de la mercancía legal y un gestor que contrataba los transportes.

En el mes de diciembre, los policías averiguaron que la organización tenía previsto el envío de un nuevo cargamento de sustancia estupefaciente en la provincia de Málaga y que la transportaban en palés en el interior del remolque de un furgón. El vehículo, interceptado en Francia por la policía aduanera francesa, llevaba en su interior más de 1.800 kilos de hachís. Los dos transportistas fueron detenidos por tráfico de drogas.
Las gestiones llevadas a cabo tras estos hechos llevaron a los agentes a dar con una nave en un polígono industrial en Málaga, desde la que pudieron constatar que la organización preparaba un inminente envío de sustancia estupefaciente. La rápida actuación policial permitió la intervención en el interior del local de cinco cajas de madera con 72 fardos de hachís –con un peso aproximado de 2.000 kilos- y la detención de tres personas. Además, en Alicante, fue arrestado el presunto
organizador del envío.
La operación culminó el pasado mes de enero cuando los policías arrestaron a otras dos personas en Alicante por su presunta implicación en los envíos a Holanda, que habrían actuado como mediadores a la hora de contratar servicios de transporte y naves para almacenamiento de la droga, dando un total de ocho detenidos, dos en Francia, tres en Málaga y tres en Alicante.
Puntúa