La policía italiana ha detenido a cuatro sospechosos que estaban conspirando para unirse al grupo terrorista Estado Islámico y tratar de atacar el Vaticano, así como la embajada de Israel en Roma

Vaticano
Vaticano

Los cuatro sospechosos, una pareja que vive cerca del lago de Como, un marroquí de 23 años de edad y otra mujer fueron detenidos por la policía italiana, dijo el fiscal de Milán, Maurizio Romanelli, en una conferencia de prensa el jueves.

Las transcripciones de conversaciones telefónicas interceptadas entre tres de los cuatro sospechosos que ya han sido detenidos indicaban la posibilidad de que se produjeran ataques contra el Vaticano y la Embajada de Israel en Roma, informó Reuters.

“Juro que seré el primero en atacarles en esta Italia de los cruzados, te juro que  atacaré en el Vaticano, Dios mediante”, dijo uno de los sospechosos, de acuerdo con una orden de detención.

El fiscal de Milán, Maurizio Romanelli, afirmó el jueves en una conferencia de prensa que cuatro de ellos, dos hombres y dos mujeres marroquíes, habían sido capturados ese mismo día en Italia. Asimismo, añadió que los otros dos, un marroquí y su esposa italiana, salieron del país europeo el año pasado y viajaron precisamente a Irak y Siria.

Romanelli también indicó que los mensajes que promovían los atentados en solitario eran “muy fuertes, muy serios y muy eficientes”, con la señal de realizarlos en lugares donde viven integrantes extranjeros “como la mejor manera de infundir terror en países occidentales”.

Miembros de Daesh han sembrado el terror en Europa desde fines del año pasado. En noviembre de 2015, realizaron atentados simultáneos en distintos puntos de París, capital francesa, dejando unos 130 muertos.

Además, el pasado marzo, Bruselas (capital belga) quedó estremecida por dos atentados del mismo grupo terrorista en un concurrido aeropuerto y una estación de metro que dejaron una treintena de muertos.

Tras esos atentados, los extremistas takfiríes amenazaron con lanzar nuevos ataques contra el Occidente, mencionando Londres (Reino Unido), Berlín (Alemania) y Roma (Italia) como posibles blancos.

Puntúa