2016 Gran Premio de España de F 1el próximo en disputarse

mclaren de alonso
mclaren de alonso

Si se piensa en un circuito tradicional para la Fórmula 1, hay que pensar en el circuito de Cataluña. Anfitrión del Gran Premio de España durante un cuarto de siglo, el circuito también es uno de los escenarios favoritos para sesiones de test. Este año también fue la sede de las pruebas de pretemporada.

Unas buenas instalaciones, una logística privilegiada y un excelente clima contribuyen a la frecuente presencia de la F1 en Barcelona pero hay otros circuitos mediterráneos que encajan en esa descripción. El Circuito de Cataluña también tiene la ventaja de ajustado al máximo a los cánones de cómo debe ser un circuito de F1.

El trazado de Barcelona tiene un poco de todo: una recta principal larga, curvas de alta velocidad en el primer sector, de medio ritmo en el segundo y, finalmente, una zona muy técnica de baja velocidad para terminar el circuito. Es una pista con una alta carga aerodinámica que también resulta muy exigente con los neumáticos, lo que con el tiempo ha creado la percepción de que el monoplaza que corre bien en el Circuito de Cataluña correrá bien en el resto de pistas. Las estadísticas lo dejan claro: rara vez el ganador de este circuito no acaba haciéndose con el mundial de constructores.

Eso no se ha traducido necesariamente en carreras trepidantes, sin embargo, incluso con la percepción de que las variables del circuito rozan la familiaridad. Hasta la fecha, 19 de las 25 carreras se han ganado saliendo desde la pole, aunque la filosofía de Pirelli y la llegada del DRS han mejorado mucho el espectáculo en los últimos años.

No ha sido un circuito especialmente afortunado para los pilotos McLaren, con solo cuatro victorias de las ocho logradas en el Gran Premio de España, donde sí se incluye un memorable triplete de Mika Häkkinen, de 1998 a 2000. Jenson ganó aquí en 2009 pero sin duda las victorias más conocidas fueron las de Alonso, en 2006 y 2013.

Puntúa